dietas-disociadas

Dietas disociadas: qué son

Si has decidido ponerte a dieta y has comenzado a buscar información sobre cuáles serían las mejores opciones, es muy probable que en tu camino se hayan cruzado las dietas disociadas.

Las dietas disociadas son dietas que permiten comer casi de todo, siempre y cuando se consiga no mezclar proteínas e hidratos durante la misma comida. Aunque es cierto que se han puesto de moda recientemente, las dietas disociadas llevan existiendo mucho tiempo, y comenzaron a hacerse populares en las primeras décadas del siglo XX.

¿Qué son las dietas disociadas?

Como veíamos, las dietas disociadas permiten comer de casi todo, pero si son muy estrictas con no mezclar dos tipos de alimentos: proteínas e hidratados de carbono. En el primer grupo podemos encontrar alimentos como el pescado, carne, queso, huevos, leche, legumbres o yogur. En el segundo, se encuadran arroz, pasta, pan, patatas o maiz entre otros.

Uno de los pilares básicos sobre los que se sustenta estas dietas disociadas es que cada grupo de alimentos necesita un PH distinto, bien sea más ácido o más alcalino, otros tipos de enzimas y un tiempo de absorción diferentes, por lo que se recomienda no comerlos juntos si se desea asimilar bien cada nutriente.

Al combinar estos dos grupos se crea una situación que no favorece la correcta asimilación de los alimentos, por lo que se pueden producir algunos problemas digestivos y grasa. Digamos que las dietas disociadas tienen ciertas reglas fundamentales que hay que intentar cumplir.

Estas son la de no mezclar proteínas e hidratos de carbono, como ya hemos visto. Pero hay más. No mezclar proteína y almidón, comer la fruta sola y con el estómago vacío, no combinar ciertas frutas ácidas con las dulces, sin limite en cuanto a las cantidades de alimentos que se ingieren y beber agua evitando dentro de lo posible el alcohol y el café.

Leer Más

alimentos-de-temporada-farmacia

Por qué elegir alimentos de temporada

Hace algunos años, la llegada de ciertos meses era sinónimo de la llegada de ciertas frutas a nuestro mercado. Casi un año esperando que llegara de nuevo febrero para poder disfrutar de unas riquísimas fresas. En cambio, en las últimas décadas esto ha cambiado a pasos agigantados, y prácticamente durante todo el año podemos disfrutar de muchas frutas y verduras que antes solo se daban en ciertas épocas. (más…)

Leer Más

cuidado-de-la-piel-en-la-nieve-farmacias

Cuidado de la piel en la nieve

En una época del año en que para mucha gente el plan ideal consiste en pasar unos días en la nieve, mucha gente puede pensar que no es necesaria la protección solar para cuidar la piel del rostro. Pero nada más lejos de la realidad, para la práctica de deportes como esquí o snow, o simplemente para pasar un día en la montaña disfrutando de la nieve con los más pequeños, es completamente necesario preparar y proteger la piel para prevenir posibles percances. (más…)

Leer Más

manos-hodratacion-frio

Evita que el frío agriete tus manos

Durante el invierno es habitual que aparezcan en las manos estrías y grietas producidas por un intenso frío y por un cuidado poco meticuloso. Estas heridas se tratan de irritaciones que se provocan en la piel por un exceso de frío, apareciendo en forma de fisuras poco profundas que pueden llegar a sangrar al nivel de los dedos.

En los casos en los que las manos entran en contacto con productos de limpieza o que se produce algún roce en la zona, estas pequeñas fisuras generan un dolor bastante grande. A pesar de ser a nivel superficial, también pueden aparecer en los bien. Algo que además de ser difícil de cicatrizar, puede causar bastante dolor.

– Evita el uso de jabones que tengan un alto contenido en antisépticos cuando vayas a lavar las manos. Un jabón que sea más graso puede ya ser suficiente para conseguir acabar con la suciedad de las manos. Tras cada lavado conviene secarlas bien con pequeños toques con una toalla limpia e intentar nunca frotar para evitar que la piel se irrite aún más.

– No solo a base de higiene se consigue evitar la aparición de estas grietas e irritaciones. Una buena protección contra el frío también es completamente necesaria: usa guantes durante los días en los que el frío sea más intenso.

– Una alimentación equilibrada también ayudará a mantener una buena salud de las manos. Al fin y al cabo, no deja de ser un problema cutáneo, y una alimentación rica en vitaminas y ácidos será capaz de reforzar las propias defensas inmunitarias del organismo frente a estas agresiones externas.

– Utiliza cremas que contengan en su composición ingredientes como vitamina A, B5 o E.

En nuestra farmacia podrás encontrar productos para potenciar el cuidado de las manos, además también contarás con el consejo de nuestros profesionales, capaces de identificar las necesidades de cada persona.

Leer Más