lactancia_materna

La importancia de la lactancia materna

Durante los primeros seis meses de vida del bebé, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna, además de combinarlos con otros alimentos hasta los dos años del bebé, y que se considera que es la mejor forma de estar alimentado.

¿Por qué es importante la lactancia materna?

Es un alimento fundamental en el desarrollo del bebé gracias a la gran cantidad de aporte nutricional y a la fuerte defensa que proporciona contra las infecciones ya que ayuda a desarrollar un robusto sistema inmunológico. Además, se ha demostrado que los bebés alimentados por lactancia desarrollan una mejor función cognitiva y tienen menos posibilidades de padecer obesidad.

Es cierto que, en los primeros meses, dar el pecho se puede convertir en una tarea complicada, ya que el cuerpo se tiene que autorregular a lo que demanda el pequeño, lo que ajustará la producción de leche. Uno de los motivos más frecuentes por los que las mamás pueden dejar de dar pecho es el miedo a que sus bebés no se sacien bien. Por esta razón, siempre debemos buscar el consejo profesional para conocer cuándo necesita un bebé ser alimentado, y cómo hacerlo bien.

En las farmacias puedes encontrar productos, como sacaleches, que te ayudarán a hacer mucho más fácil la etapa de la lactancia.

Propiedades de la leche materna

La leche materna contiene los ingredientes fundamentales para que el bebé se desarrolle de forma correcta en sus primeros meses de vida:

  • Proteínas: como la lactoferrina, las inmunoglobulinas A, B y C, los bífidus, etc. Estas sustancias que ingiere el bebé gracias a la lactancia materna le protegen del ataque de virus y bacterias perjudiciales para su salud.
  • Grasas: absolutamente necesarias para que el cerebro de nuestro bebé se desarrolle normalmente y para que la lactancia materna proporcione todas las calorías que necesita su pequeño cuerpecillo para crecer normalmente.
  • Vitaminas C y D: la primera permite que el organismo del bebé absorba el hierro que necesitan sus glóbulos rojos; la segunda interviene en la absorción de calcio. Algo que, como sabes, es vital para que los huesos del bebé se desarrollen correctamente sin riesgo de fracturas.

Es cierto que algunas mamás no pueden llevar a cabo la lactancia materna y, si es tu caso, no debes sentirte mal por ello. En las farmacias puedes encontrar leches artificiales muy bien preparadas para que el bebé crezca sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *