640x390xmanias-dormir-mejor-insomnio-dormidina-640x390.jpg.pagespeed.ic_._6FHwGVjHC

Activa la hormona del sueño

En esos días que te notas que te cuesta dormir bien o las personas que sufren de insomnio, deben saber que existen remedios caseros e ingredientes que pueden ser unos grandes aliados a la hora de conciliar el sueño y mejorar la relajación.

Son muchas las personas que debido al ajetreo del día a día no consiguen dormir todas las horas necesarias para recargar las pilas y que el organismo consiga descansar lo suficiente como para volver a estar al 100% al día siguiente. Veamos algunos métodos con ingredientes naturales para ayudar a nuestra hormona reguladora del sueño, la melatonina, a activarse y trabajar de manera correcta.

Melatonina, hormona reguladora del sueño

– Taza de leche: un método simple que ayuda al organismo a relajarse y que se lleva usando décadas. Una taza de leche caliente con un poco de miel y canela en polvo. La leche es fuente de triptófano, un aminiácido que actúa en la formación de la serotonina, que a su vez se encarga de regular la melatonina.

– Lavanda: considerada tradicionalmente como un relajante natural. Mas bien se puede hablar de que tiene un efecto positivo sobre el ambiente, con su delicioso aroma que recuerda al mar. Se puede poner algún aroma de lavanda para dormir, lo que hará que en el proceso de sueño aumente la relajación.

– Proteínas e carbohidratos: según expertos estos productos pueden ayudar de manera considerable ayudan a dormir. Una buena opción puede ser una galleta de trigo integral o un pequeño trozo de queso.

– Lúpulo: tan relacionado con la cerveza, pero también tiene otros usos. Existen infusiones u otros remedios naturales contra el insomnio que contienen este ingrediente. Además del uso para destilar bebidas alcohólicas, tradicionalmente se ha usado como método para calmar los nervios, el insomnio y el estrés.

Estos ingredientes te pueden ayudar a dormir algo mejor, pero no van a hacer que lo sproblemas desaparezcan y te recomendamos que acudas a un especialista para poder saber de donde se deriva el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *